Home

Charles Brewer - Center Bar

RELATO ULTIMA EXPEDICION:

 

Expedición MUCHIMUK 2009 al Chimantá

Auspiciada por la Sociedad de Ciencias Naturales y la Fundación EXPLORA

Antecedentes:

Cuando iniciamos la exploración de la Cueva que bautizaron como nuestro nombre en la cumbre Churi-tepui del Macizo del Chimantá, situado en las Tierras Altas de Guayana, la totalidad de las cavernas que habían sido exploradas en el Auyantepui, Akopan, Kukenam, así como las cuevas “Ojos de Cristal“ de reciente descubrimiento en la cumbre del Monte Roraima, fueron entendidas como la continuación de las grietas que rasgan la superficie de estas mesetas que están formadas por capas de arena y de otros materiales aluviales que fueron depositados a nivel del mar durante el inicio del período Precámbrico, es decir; antes de que aparecieran organismos con estructuras sólidas que pudieran dejar huellas o fósiles. Pero apenas llevábamos caminando un kilómetro dentro de aquella enorme galería, donde en uno de sus salones cabe la totalidad de aire que desplaza la cueva del Guacharo de Caripe, nos dimos cuenta de que lo que estábamos observándo tanto en dimensión como contenido, cambiaría la historia de la espeleología porque, los túneles que recorríamos mantenían una dirección o acimut diferente al del que llevaban los dos principales sistemas de grietas que hienden toda la superficie de esta meseta de 2400m de altitud y porque en su interior, habían hecho su hogar unos seres pétreos que han rsultado totalmente nuevos para el mundo y que hemos llamado “Bioespeleotemas“.

Ya a partir de 1971, que fue cuando hicimos la exploración y el descubrimiento de las Cuevas del Cerro Autana, fue cuando supimos con certeza que esta, que fue la primera cueva que se reportó en un tepuy, estaba abierta en una roca que era completamente diferente en composición y en origen al de las rocas de las demás cavernas del mundo y que... ver más